Ver mas opciones para comunicarse

Con quién desea contactarte por Whatsapp

Novedades
Arquitectura

Arquitectura

«La armonía y la fuerza de la arquitectura ibicenca sólo podrá perpetuarse si el vocabulario de las formas que le dan carácter halla su equivalente contemporáneo. No se trata de imitar el pasado construyendo incongruentes decorados que ni corresponden a nuestros tiempos ni a nuestras necesidades, pues lo que hace que Ibiza sea como es y le imprime personalidad es, ni más ni menos, una arquitectura nacida de limitaciones y resuelta con gran sencillez». 'Ibiza, fuerte y luminosa' (Josep Lluís Sert)

 

La arquitectura en Ibiza es plural y de una incuestionable cualidad formal y sustantiva. Junto al fabuloso legado de la arquitectura arcaica que el payés hacía con sus propias manos y que incluye todas las construcciones que configuran en el medio rural el hábitat humano tradicional, –casas, torres prediales, pozos, cisternas, hornos de pan y de cal, norias, aljibes, molinos, portales de feixa y, por supuesto, los innumerables muros de piedra seca que, erigidos sin argamasa, separan las fincas, vertebran y humanizan la geografía interior–, tenemos una potente y exclusiva arquitectura religiosa en los templos de la ruralía, una arquitectura castrense en las impresionantes murallas de la ciudad, en las torres de guaita o vigilancia costera y en los torreones de refugio y defensa adosados a iglesias como podemos ver en la de Sant Antoni, San Miquel o Santa Eulària; y, finalmente, tenemos también la arquitectura que se hace hoy, moderna o contemporánea, como queramos llamarla, que puede ser urbana, –los edificios de Juan Gómez Ripoll, Campos, son un buen ejemplo–, que es predominante en viviendas aisladas, pero también agrupadas en urbanizaciones como Can Pep Simó, Can Fornet, Roca Llisa, Caló d'en Real, etc.. Es una arquitectura que, en términos generales, está ya ligada al turismo y que adquiere su mayor formato en las instalaciones hoteleras.

 

Activo patrimonial
Hoy nadie puede negar que, en su conjunto, estas arquitecturas constituyen un activo patrimonial de primer orden, a pesar de que, incomprensiblemente, haya quedado fuera de la oferta que Ibiza hace como destino turístico. Lo cierto es que la arquitectura vernácula crea el arquetipo que, después, ya en nuestros días, interpreta, actualiza y preserva una edilicia que, consciente del legado recibido y sin caer en fáciles mimetismos, construye la casa con absoluto respeto a los parámetros esenciales de aquel arquetipo, es capaz de aprovechar buena parte de las soluciones que ya aplicaba la arquitectura tradicional y es fiel, como decía Josep Lluís Sert, al vocabulario de formas originario.

 
 Lo que no evita, evidentemente, que nuevas arquitecturas, particularmente las urbanas, abunden en construcciones horrísonas y anodinas que nada tienen que ver con la arquitectura ibicenca. Y son muchas también las casas unifamiliares que desde los años 50 se han construido en la ruralía que, pretendiendo un aire de familia respecto a la casa tradicional, nos dan gato por liebre. Unos arcos o unas columnas en la fachada, sin más, no dan el marchamo ibicenco. Y al revés, una casa puede no tener el porche característico de la casa payesa y, sin embargo, estar dentro de la auténtica arquitectura ibicenca como vemos en las obras de Serta, Broker, Black Stad, Elías Torres, Martínez Lapesa, Rodríguez Arias, Arola, Salvador Roig, Raimon Torres y tantos otros.

 

Determinar, sin embargo, qué elementos constructivos, qué aspectos, qué detalles de la edilicia actual, permiten calificarla como ibicenca no es tarea fácil, aunque, eso sí, los ojos, cuando estamos delante de una casa, resuelven la cuestión con relativa facilidad. Lo que quiero decir es que no nos basta recurrir a los tópicos habituales de horizontalidad, organicismo, minimalismo, funcionalidad, techados planos, respeto de la orografía, etc.

 

Rasgos
Y no basta, por dar un ejemplo, porque un rasgo determinante en la arquitectura tradicional, como es el cerramiento de los muros, es algo que no se da en la arquitectura actual, abierta sin complejos al entorno en vanos y terrazas. Y no por ello deja de ser arquitectura ibicenca.

Hay un aspecto, no obstante, del que nuestra arquitectura no puede prescindir si quiere mantener sus señas de identidad, la construcción modular, la configuración ortogonal o cúbica como unidad compositiva, elemento básico, a partir del cual la casa puede crecer, variando sus volumetrías, con simetrías o asimetrías, tanto da, siempre que el conjunto mantenga la unidad de escala que asegure su proporcionalidad, la armonía entre las partes y el todo.

 

 

 



Fuente:
Diariodeibiza.es

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Algunos de nuestros clientes

El Tesoro Centro Comercial
Clínica Somer
Dentiplan
Arquitectura y Concreto

© Copyright AIC S.A.S 2011 - 2020 |
Dirección: Calle 2Sur No. 51-37 |
PBX: 57 + (4) + 285 99 94 |
Celular: 3113389897 - 3104232063 - 3104089498 |
E-mail: info@ayc.com.co |
Medellín - Colombia - Suramérica

Diseño y desarrollo: Artedinamico.net

Titulo..

Mensaje..

×


Aceptar


Aceptar